EVENTOS Y PROCESOS HUMANOS Y PLANETARIOS HACIA "UN NUEVO AMANECER"

EVENTOS Y PROCESOS HUMANOS Y PLANETARIOS HACIA "UN NUEVO AMANECER"
EVENTOS Y PROCESOS HUMANOS, PLANETARIOS Y CÓSMICOS HACIA "UN NUEVO AMANECER"

jueves, 30 de junio de 2016

10- LA ALQUIMIA PLANETARIA, LA CRISIS PURGATIVA GLOBAL y EL ADVENIMIENTO DE LA NUEVA RAZA



         La anterior indicación ya fue ofrecida y difundida a través de éste y de otros canales al servicio del Sol espiritual en la Tierra. (Ver también en http://fraternidad-cosmica.blogspot.com/2014/05/28-aviso-sobre-la-gran-tribulacion.html). 
         Gaia se encuentra removida energéticamente evidenciándose esto en el caos social generalizado, la constante inseguridad de los pueblos ante la inconsciencia y la violencia, la incertidumbre por el futuro ante el problema climático, la inestabilidad económica permanente, las guerras declaradas locales y la existente entre grupos religiosos fundamentalistas y los estados del primer mundo…; y todo esto, y mucho más que está aconteciendo en vuestro mundo, es tan solo el preludio de ‘lo que vendrá’.
         Con la mirada ocultista o esotérica  “LO QUE VENDRÁ” sería, a nivel racial, ‘un nuevo tiempo’, pero antes de esto, (lo cual se dará al finalizar el proceso de PURIFICACIÓN TOTAL), “lo que vendrá” más próximamente será una gran removida del ‘viejo mundo’ cimentado sobre pobres valores de vida materialistas y decadentes.
         Lo que se está removiendo es, en realidad, la energía egocéntrica arraigada en la Humanidad, por lo tanto esto puede tomar variadas formas y matices en su manifestación, expresándose en todas las áreas de la vida humana global.
         El egocentrismo es la contracara de la separatividad. Egoísmo y separatividad van juntos, son tan inseparables como inseparables son las dos caras de una misma moneda. Por lo tanto cuando la conciencia separatista y ultramaterialista se remueve para dar paso a algo nuevo, el yo psicológico sufre la crisis transformadora del cambio. Esta crisis interior lleva al alma a salir de su costra de individualismo egocéntrico para descubrir un nuevo mundo: “la esfera de la vida grupal, con espíritu de genuina fraternidad y abnegado altruismo”.

         Egoísmo y altruismo son dos fuerzas contrapuestas. Mientras el primero es una fuerza centrípeta que tiende a atraer, a ‘succionar’ todo hacia sí y para sí mismo, el altru-ismo (altru=’otro’) es una fuerza centrífuga, que permite “fugar”, expandir la luz de la vida desde el ‘sí mismo’ hacia ‘los otros’, hacia el mundo. La primera es una fuerza inferior, la segunda una fuerza superior dentro del hombre.

Estas dos fuerzas están, por el momento, desplegando un gran movimiento en vuestro planeta. Por un lado las fuerzas centrípetas del egocentrismo, encarnadas por millones de individuos, así como en corporaciones, empresas y sociedades que solo piensan en el beneficio propio a costa de cualquier cosa; y por el otro lado las fuerzas centrífugas del altruismo encarnadas en las almas ya iniciadas y en agrupaciones y fundaciones que dan todo de sí por los demás y por el planeta en necesidad. Ambas fuerzas están tremendamente activas y son el motor de los acontecimientos humanos y planetarios, (benéficos y perjudiciales). Así ha sido durante millones de años en las consecutivas razas humanas que han existido durante el presente Período Evolutivo, con la diferencia de que en el Hoy existe un empuje energético para disolver el egocentrismo mundial como nunca antes sucedió. Este “empuje” interno está acompañado por la manifestación de un elemento energético al cual en la transmisión anterior hemos denominado DISOLVENTE ESPIRITUAL o Disolvente Purificador.

         La actuación de tal Energía está poniendo en ‘crisis purgativa’ a la Humanidad. Lo que es expurgado es todo aquello que responde a los códigos del egocentrismo y la separatividad, y el resultado de esta Purga Planetaria será el afloramiento del buddhi planetario expresado en una conciencia de unidad cada vez más clara a nivel global, lo cual al irse manifestando se va materializando como altruismo y filantropía, y se vive como un sentimiento genuino de CONFRATERNIDAD.

         La confraternidad que desean reflejar las naciones mediante tratados multilaterales, como es un ejemplo ‘La Unión Europea’, no obedece a cambios substanciales reales, porque aún existen fuertes elementos de intereses egocéntricos en lo oculto. Por lo tanto no podrá existir una verdadera unidad y hermandad entre los pueblos hasta que “el pus del odio, el egoísmo y el ultramaterialismo” no sea definitivamente expurgado mediante mecanismos energéticos de Alquimia Planetaria, y esto es lo que está ocurriendo

         Al profundizarse los procesos de la Alquimia Planetaria lo falso se mostrará como lo que es, y ya no podrá seguir disfrazándose de ‘lo bueno y verdadero’. Todo va quedando ‘al desnudo’, tal como en realidad es, sin posibles engaños ni ocultamientos, gracias a la acción del Disolvente Espiritual Purificador, que deja todo al descubierto.
         Este proceso deberá acontecer hasta que llegue la hora del gran JUICIO FINAL RACIAL, momentum en el cual cada cosa estará, (‘tal como es’ y no como ‘pretende ser’), en su justo lugar vibracional, y toda la faz de la Tierra sea renovada para el inicio de una Nueva Raza Raíz.
         En la futura Raza Madre ya las energías del egocentrismo mundial habrán sido disueltas, puesto que después del Gran Juicio las almas aún infantes que aún necesiten de la fuerza centrípeta del ego inferior para su experiencia evolutiva habrán sido puestas en otra vía y morada, quedando la Tierra, ya libre de tales influencias, con un importante grupo de Egos o almas capaces de vivir el Nuevo Tiempo Racial.
         Será aquella una vida renovada y con nuevos desafíos por superar, y atrás habrán quedado la violencia, el odio, la ignorancia, la muerte y la crueldad, siendo reemplazadas por los cuatro elementos del Nuevo Tiempo:

“CLARIDAD – LOZANÍA – AMOR – VIRTUD”

PAZ EN LOS CORAZONES
           


2 comentarios:

  1. Excelente explicación de los procesos actuales. Creo que esto le da mucha importancia a las manifestaciones ocurridas en Fátima en 1917, donde hubo un milagro del Sol, como recordatorio o ejemplo de lo que iba a ocurrir en el futuro. Gracias por compartir la información.

    ResponderEliminar
  2. Agradecida por estar entre quienes reciben y aceptan esta trascendental información. NAMASTE...

    ResponderEliminar